LOS BENEFICIOS DE LA MEDIACION EN LOS PROCESOS DE FAMILIA

 

Los procedimientos de familia (separaciones, divorcios, relaciones paterno-filiales, de relación abuelos-nietos, etc), presentan una característica común que no concurre en otro tipo de conflictos, y no es otra que la necesidad de preservar el mantenimiento de las relaciones personales entre todos los miembros de una misma familia, una vez que el conflicto entre ellos ha quedado solucionado. Sobre este horizonte supremo de la necesidad de mantener la estructura familiar anterior a la crisis, la mediación familiar se perfila como el sistema óptimo para la resolución del conflicto que conduce a la ruptura de la pareja, salvando, como decimos, la estructura familiar que ha de seguir subsistente después de que el propio conflicto haya quedado resuelto. Y ello, fundamentalmente, en beneficio de los hijos menores de edad, a quienes es preciso ofrecer una estructura familiar completa y sin exclusiones.

En los países con mayor tradición divorcista, y con una experiencia más definida en la resolución alternativa de conflictos, desde hace más de cincuenta años la mediación familiar se ha impuesto como sistema más adecuado de abordaje y resolución del conflicto de familia, para evitar un planteamiento judicial contencioso del problema, que sin duda dejará ente los interesados un rastro de decepción y unas estructuras familiares desvencijadas, si no definitivamente rotas.

La mediación permitirá el análisis sosegado de los problema que la familia presenta, y la exploración y búsqueda de las soluciones más adecuadas para el futuro de la familia, que facilite mantener los lazos de afecto entre los miembros de la estirpe que se encuentra en trance de ruptura definitiva. Y todo ello a través de un diálogo cooperativo y sincero entre los interesados, siendo la mediación la herramienta adecuada para tender entre ellos los puentes de un diálogo sosegado que generalmente es lo primero que se rompe cuando la crisis familiar hace acto de presencia.

 

Las ventajas que la mediación presenta en estos casos se pueden resumir en las siguientes :

 

 

* Permite la participación directa de los interesados, que por sí mismos analizan los problemas, valoran las diferentes alternativas y deciden la solución más adaptada a las peculiaridades de su propio grupo familiar, salvaguardando los intereses personales  de todos sus miembros. La labor del mediador se limita a ser un mero conductor del proceso sin ofrecer soluciones a los interesados, que han de abordar por si mismos la respuesta a su problema.

* Facilita la adopción de decisiones consensuadas entre las partes, lo que conduce a un cumplimiento mucho más eficaz de los acuerdos, al no recibir los interesados imposiciones externas, y ello les lleva a un ajustado y leal cumplimiento de lo convenido entre ellos, haciendo posible que los conflictos que en el futuro pudieran generarse tengan una solución igualmente basada en el consenso mutuo, como filosofía inspiradora de la gestión del conflicto.

* Facilita la desactivación de los dramas emocionales que surgen en el momento de la ruptura de pareja, que permite debatir los problemas en un ambiente de cooperación constructiva y confianza mutuamente otorgada, evitando que queden vencedores y vencidos, y que la figura de ninguno de los progenitores quede devaluada en la apreciación de los hijos, que perciben cómo sus padres son capaces de resolver sus problemas por la vía del acuerdo y la colaboración entre ellos.

* Evita las consecuencias dañosas de una prolongada situación de tensión y ansiedad entre los interesados, que siempre se genera en la vía jurisdiccional, al acortar extraordinariamente el plazo de tiempo en el que las partes solucionan sus problemas.

* Refuerza la autoestima de cada una de las partes, precisamente en un momento especialmente delicado de sus vidas, haciéndoles ganar confianza en un futuro mucho más definido entre padres e hijos.

* Favorece el mantenimiento de una relación personal aceptable entre los interesados, y posibilita las relaciones posteriores al momento de la ruptura. El pacto de los interesados ennoblece su postura ante un problema tan sensible, les conduce a un sistema formalmente elegante de gestionar su crisis, y transmite un mensaje de tranquilidad y seguridad a los hijos, que comprueban cómo sus padres han conseguido resolver sus diferencias a través del diálogo y la cooperación mutuas.

* Descongestiona el ámbito judicial, dado que la mayor parte de los conflictos se resuelven fuera del mismo, incluso los que se iniciaron por vía contenciosa pueden encontrar la solución definitiva como consecuencia de un proceso de mediación, poniendo fin al pleito iniciado.

* Introduce un factor de economía en el proceso, pues la conclusión de un acuerdo duradero y sobre bases sólidas de compromiso mutuo evita la formulación de posteriores ejecuciones por incumplimientos, y los subsiguientes pleitos de modificación de Sentencia, tan frecuentes en los procesos judiciales concluidos sin avenencia o consenso de los interesados, que tratan de satisfacer sus intereses formulando nuevas acciones legales.

 

Indiscutiblemente, para implementar el sistema de la mediación y normalizar su aplicación como elemento de óptimos resultados en el abordaje de la crisis familiar, hace falta que la sociedad tome conciencia de los beneficios que este sistema representa en todos los aspectos antes enunciados, y hace falta llevar al ánimo de los interesados, que el conflicto judicial y la resolución de los problemas por la vía adversarial o contenciosa, solo conducirá a una familia definitivamente rota, en la que los odios y las cuentas pendientes prevalezcan sobre la necesidad de preservar para el futuro de la familia un horizonte pacífico y completo en las relaciones que en lo sucesivo debe mantener la familia que ha sufrido pero que ha sido capaz de resolver la crisis en las mejores condiciones posibles.

 

Antonio Acevedo Bermejo.

Abogado y Mediador Familiar

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *