¡DEMOSLE A LA MEDIACION LA OPORTUNIDAD QUE SE MERECE!

 

 

Laia Jiménez Montoliu

Mediadora/Abogada

 

Parece que empieza a sonar un poco la palabra mediación, pero lo cierto es que, aunque la palabra en sí no nos resulte ser desconocida, realmente se trata de una institución totalmente extraña para nosotros.

Estamos en momentos de importantes cambios en la sociedad. Cambios que afectan a todo aquello que nos rodea, inclusive al mundo de la Justicia. Surge, por tanto, la necesidad de que Derecho y Justicia se adapten a los continuos cambios sociales ofreciendo una forma totalmente innovadora de abordar los inevitables conflictos que aparecen. Y en este sentido, ha entrado la mediación como una nueva forma de solución de conflictos.

Aunque la mediación en un principio parecía que apuntaba fuerte, lo cierto es que se está viendo inmiscuida en grandes dificultades para su implementación tanto a nivel institucional como social.

Pese a las grandes ventajas que ofrece la mediación, se trata de una institución a la que por el momento poco partido se le ha sacado (o mejor dicho, se le ha querido sacar). Somos muchos los profesionales que nos hemos formado como mediadores apoyando el necesario cambio en la forma de solucionar conflictos, pero ahí nos hemos quedado: como simples profesionales formados con poco ejercicio a cargo.

El velo que aun subyace a la figura de la mediación no permite que la sociedad pueda obtener partido de sus potenciales, no obstante, ¿por qué no intentamos implementarla nosotros? ¿por qué no hacemos que la ciudadanía sea participe de su existencia y de las ventajas que la misma puede comportar? Deberíamos concienciarnos y comprometernos a trabajar por ello, cada uno de nosotros, como profesionales y dentro de nuestras especialidades, deberíamos de sacar máxima partido a ello, promoviendo e informando a nuestros clientes de qué es la mediación y todos los beneficios que la misma puede aportar como forma de solucionar conflictos.

Se trata de una institución que, desde mi punto de vista, poco a poco se convertirá en una nueva forma de hacer Derecho que permitirá complementar el sistema judicial actual, ayudándolo y liberándolo de muchos casos que no deberían de haber llegado a los juzgados, y ofreciendo a la sociedad una mayor celeridad, proximidad y menor coste en la solución de sus conflictos. ¡DEMOSLE A LA MEDIACIÓN LA OPORTUNIDAD QUE SE MERECE!

 

Ejemplo: Establecer a nivel contractual una clausula de resolución de conflictos que obligue a las partes a acudir a mediación previo a la vía judicial.

La clausula podría redactarse de la siguiente manera:

CLAUSULA DE RESOLUCION DE CONFLICTOS. –  Las partes, como intervinientes del presente contrato, acuerdan libre y voluntariamente someter a mediación todas las cuestiones que se deriven del presente contrato.

El proceso de mediación será como mínimo de un mes a contar a partir de la realización de la convocatoria de las partes por el Mediador. Transcurrido dicho plazo sin acuerdo, cualquiera de las partes podrá someter la resolución del conflicto ante los Juzgados y Tribunales de __________ .

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *