Hablar y escuchar

Esperanza Cobo González

Abogada/Mediadora

 

Hoy escribo mis primeras palabras en este blog sobre la mediación, (tras insistirme Sonia) a la que llegué un día gracias a la insistencia de Rocío para la que la conociera; y si me parecía bien, para que la estudiara; y si me gustaba, para que me preparara; y si estaba preparada, para que dedicara mis esfuerzos a poner en práctica lo aprendido, y a difundir este método de resolución de conflictos que procura a los que se encuentran enfrentados una solución más satisfactoria de los mismos.

Y, ¿por qué? Porque está revestida de humanidad, de amabilidad y de empatía.

Como abogada que soy, profesión a la que llevo dedicándome desde el año 1997, he aprendido que ganar un pleito no siempre satisface a los clientes, porque son personas cargadas de sentimientos. Y en un pleito los sentimientos están al margen.

Son muchas las veces en que un cliente nos dice ¡no he podido hablar!

Y es que “ese hablar” no significa mas que la exposición de sus sentimientos, del porqué de la existencia del conflicto, del porqué se ha llegado a esa situación al margen de que una resolución judicial nos pueda dar la razón.

Por eso es por lo que, desde aquí, hago una llamada a todos, (abogados, procuradores, jueces etc…) a que inviten a “hablar” porque todos necesitamos ser escuchados.

No se quién dijo “Hablar es una necesidad, escuchar es un arte” y eso es lo que se procura y muchísimas veces ocurre en la mediación.

¡hablemos y escuchemos!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *