EL ARTE DE COMUNICAR

 

 

Pilar Cimbrón Méndez

Mediadora

 

Hoy escuchaba a Rozalen y pensaba:  qué maravilloso, una artista capaz de transmitir su música a las personas que no pueden oír, que no pueden hablar pero que si pueden sentir!

Rozalen esta maravillosa cantautora de nuestro país lleva en sus conciertos a su compañera Beatriz Romero que interpreta sus canciones con la lengua de los signos y permite trasladar a gestos sentimientos e imágenes poéticas para que las personas que sufren de sordera mudez o ceguera puedan sentir sus canciones.

Hay personas sordas que nunca han ido a un concierto y con ello ¡han podido disfrutarlo! incluso ponen chalecos vibratorios que transforman el sonido en vibraciones para que junto con la lengua de los signos puedan disfrutar como cualquiera de un concierto. Ellas manifestaban en alguna entrevista que a sus conciertos habían podido acudir personas mayores con sus hijos oyentes para disfrutar en familia de un concierto.

 

Me parece fundamental que las personas con discapacidades de este tipo también puedan ¡vivir!

 

En la mediación tampoco es uncortapisas el hecho de tener una discapacidad.

 

Existen intérpretes del lenguaje de los signos que ayudan a que las personas puedan acceder a la mediación para solventar sus problemas.

 

Y dentro de los profesionales que se dedican a facilitar que estas personas puedan tener todas las herramientas a su alcance, está lo que se denomina mediador comunicativo,  el profesional de la mediación comunicativa es un bastón que facilita la autonomía de las personas sordas, sordociegas o con problemas de comunicación.

En España se estima que pueden existir entre 7000 y 200.000 personas sordociegas, que tienen dos deficiencias sensoriales: visual y auditiva lo que conlleva a  problemas de comunicación únicos y necesidades especiales que se derivan de la dificultad para integrarse de de manera global, saber y, por tanto, interesarse y poder desenvolverse en su entorno», señala la ONCE (Organización Nacional de Ciegos Españoles).

La ayuda de los mediadores está centrada en hacer llegar a la persona sordociega toda la información del entorno que le rodea. «Garantiza la interpretación de las sensaciones y emociones de las personas con quienes interactúa», explica un portavoz de la Fundación ONCE para la atención de personas con sordoceguera (FOAPS). Fundación ONCE para la atención de personas con sordoceguera

Los mediadores trabajan para que a la persona con sordoceguera le llegue el contenido de la información que le transmiten sus interlocutores, pero además «la contextualice e interprete las sensaciones, expresiones y emociones de quienes le rodean».

Junto con los mediadores, los guías-intérpretes integran una red de apoyo a las personas sordociegas. traducen la información y ayudan a la persona sordociega en sus desplazamientos, frente al mediador, «que va un paso más allá», señala FOAPS.

Entre unos y otros llenan la «incomunicación y desconexión» que rodea a las personas sordociegas y logran que se relacionen con el entorno. Facilitan lo necesario para alcanzar una vida autónoma y proveen de servicios especializados, adaptados a cada necesidad.

Me parece muy hermoso el hecho de que el trabajo de unos sirva para ayudar a otros a poder caminar por la vida sin baches que les imposibiliten.

 

Y para acabar me quedo con el trozo de la letra de una canción de Rozalen:

 

Un árbol viejo partido en dos
Las puertas a este viaje interior
Los senderos tienen forma de serpiente
Tienen piedras, curvas y señales que te pierden

Las primeras dudas las lloraba el cielo
Debes enfrentarte sola y no tener miedo
Descargué el exceso de peso
Me quedé con el alma en los huesos
Llené de aire el cuerpo

Y busqué, y busqué, y busqué hasta la cima
Y no hallé, y no hallé, y no hallé el sentido a mis días
Y busqué, y busqué, y busqué hasta el fin
La respuesta estaba dentro de mí

 

 

La respuesta a los problemas siempre está dentro de uno.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *